Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Cómo superar el Blue Monday, el día más triste del año

CRISTINA ROMERO | 18/1/2016
Bienvenidos al peor lunes del año. Tranquilo, estamos contigo.

Aquí está, guardábamos la esperanza de no verlo aparecer por el calendario pero el Blue Monday ha decidido que en plena cuesta de enero es el mejor momento para darse rienda suelta y amargarnos lo que queda de mes. Lunes tenía que ser. Ahora crees que no vas a ser capaz de superar este día. ¿Cuánto queda para que acabe? ¿Doce? ¿Ocho horas? Estate atento a estos consejos que nos llegan de la mano de los expertos y tómatelo como otro lunes cualquier.

Para leer este artículo:



El tercer lunes del mes de enero está considerado como el día más deprimente del año: volvemos de las vacaciones, queda un año por delante, el trabajo se acumula en tu bandeja de la mesa o del correo electrónico, toca apretarse el cinturón, has comido por cinco en las fiestas y no hay días de descanso a la vista. Un conjunto de catastróficas casualidades que nos harán explotar, según calculan los expertos, en la tercera semana del primer mes del año.

Por eso hemos recurrido a la capacidad de Xavi Savin, psicólogo y coach personal, y Adelaida Enguix, experta en coaching de salud y personal, para memorizar y aplicarnos sus sabios consejos.

Para empezar e ir abriendo boca, Xavi Savin nos dice que debemos saber dónde poner el foco y cómo queremos afrontar las dificultades.

Ahora le toca el turno a Adelaida Enguix y sus prácticos cinco consejos para no temer a este Blue Monday.

Cómo superar el Blue Monday, el día más triste del año
No dejarse llevar por los pensamientos que la mente proyecta que sólo distorsionan la realidad. Hoy es el día oficial del miedo al fracaso, no que vaya a ser un fracaso todo lo que hagamos. Una mente maravillosa, 2000
1 de 5
Siguiente foto

12 rasgos que te hacen más inteligente que la media
Comidas creadas por accidente
China pide a Justin Bieber que 'madure'
Deja de pelar la fruta, insensato