Esquire en Facebook
Esquire en Instagram
Esquire en Google Plus
Esquire en LinkedIn
Newsletter
20 Minutos

Pasa un verano cultivando la lectura: cinco recomendaciones

Ya está aquí y con él llegan millones de planes para hacer y rehacer al gusto. Estamos hablando del verano y, da igual de qué manera irrumpa, no hay que olvidar tener un buen libro bajo el brazo para cultivar la mente.

LAURA MARTÍNEZ | 20/6/2014
Puede que no sea tu suerte la de estar tumbado en la playa con una piña colada apoyada en el ombligo, pero no hay que ser derrotista, porque existen muchísimas otras actividades para amenizar el calor: devorar libros, por ejemplo. No es tan difícil evadir la mente de la oficina y el montón de documentos que aún quedan por archivar o dejar de canturrear la canción del verano que suena en el chiringo de la plaza, ¿cómo? Aquí tienes una lista de libros frescos e interesantes que te harán despesar los momentos más densos del verano.

1.California 83 , de Pepe Colubi (Espasa).
Es la primera narración de ficción del poco pragmático showman Pepe Colubi. En la novela conoceremos a Pepe, (alias pipi) que viaja hasta California para pasar un año de intercambio. El autor ha desmentido reiteradamente que sea una novela biográfica, pero resulta sospechosa la coincidencia del nombre del protagonista con el suyo, además del año que el propio autor pasó en EEUU durante su adolescencia.
La historia destaca la gran distancia cultural entre el joven de provincias y el estilo de vida yankee en los años 80, con el nacimiento de la MTV, la explosión de las teletiendas y la moda de Bruce Springsteen. Si eres de los nostálgicos ochenteros, esta es tu novela de verano.


2. Nos vemos allá arriba , de Pierr Lemaitre (Salamandra).
Vale, puede que este no sea precisamente el libro más veraniego, pero la novela bélica nos gusta y el francés Pierr Lemaitre también. Con esta novela, el autor se aventura en uno de los temas más duros de la historia: los desastres de la Gran Guerra. Lemaitre hace homenaje a aquellos héroes desconocidos que hicieron lo posible para salir adelante en un contexto de corrupción, desolación y descomposición. Para ayudar a digerir los horrores, no se deja de combinar el humor negro e irónico y hasta el propio Lemaitre admite que es una novela "picaresca". Por todo esto, Nos vemos allá arriba ha conseguido ser la ganadora del Premio Goncourt 2013.


3. Who I am: Memorias (Malpaso), la autobiografía de Pete Townshend, o la vuelta al brit-rock de los años 60 y a la trituración pública de instrumentos musicales y otros utensilios. Townshend, compositor de temas como I can’t explain o My Generation y también conocido por tocar la guitarra moviendo los brazos como aspas de molinos, hace un recorrido por los recónditos pasillos de la memoria para intentar comprender sus flaquezas y fortalezas y devolvernos toda una generación musical británica. ¿De verdad te lo vas a perder?

4. Erosionados , edición de Adriana Bañares (Origami)
Quizás lo más erótico que puedas leer durante este verano. Se trata de una antología poética (sí, poesía) de autores más conocidos y menos conocidos- algunos incluso inéditos- que nos cocinan a fuego lento distintas situaciones que evocan el erotismo en estado puro. Erosianados es una implosión en una habitación con decoración rudimentaria: un cuadro naval en la pared, una lamparilla con tela roída. Todo en un motel de carretera con cuerpos cuadrúpedos y bodys negros que practican el arte del desprendimientos. Un cuaderno de intimidades para subir la temperatura del verano.


5. Doctor sueño , de Stephen King.
Han pasado más de treinta años desde aquella historia en el Hotel Overlook en las montañas de Colorado y sus extraños sucesos. ¿Recordáis al matrimonio Torrence y a su hijo Danny? Exacto, estamos hablando de El Resplandor, novela de terror que se ha convertido en una lectura obligada. Después de tanto tiempo, Stephen King nos relata con Doctor Sueño qué fue de aquella familia, descubriéndonos a aquel niño que correteaba por los pasillos del Hotel, Danny Torrance, con la edad de 40 años y los mismos problemas de alcoholismo que su padre. Una continuación de la historia con sesiones de hipnotismo y fenómenos paranormales que nos puedes perderte. Ya sabes que un verano sin noches de terror, no es verano.
Los peores enemigos de la batería de tu móvil
2017: el año en que morir de calor es una realidad
8 personas con las que nunca debes ligar
Descubre con Alejandro Rivers el nuevo Microsoft Surface Pro